Existen varias plataformas para móviles, sin embargo Android presenta una serie de características que lo hacen realmente diferente.

Es el primero que combina en una misma solución las siguientes cualidades:

Plataforma realmente abierta.

Es una plataforma de desarrollo libre basada en Linux y de código abierto. Una de sus grandes ventajas es que se puede usar y customizar el sistema sin pagar royalties.

Adaptable a cualquier tipo de hardware.

Android no ha sido diseñado exclusivamente para su uso en teléfonos y tabletas. Hoy en día podemos encontrar relojes, gafas, cámaras, Televisores y sistemas para automóviles (incluso diría que algún electrodoméstico), lo cual tiene sus evidentes ventajas, pero también va a suponer un esfuerzo adicional para el programador.

La variedad de tipos de entrada, pantalla, memoria, etc.

Portabilidad asegurada.

Las aplicaciones finales son desarrolladas en Java, lo que nos asegura que podrán ser ejecutadas en cualquier tipo de CPU, tanto presente como futuro. Esto se consigue gracias al concepto de máquina virtual.

Arquitectura basada en componentes inspirados en Internet.

Por ejemplo, el diseño de la interfaz de usuario se hace en XML, lo que permite que una misma aplicación se ejecute en un reloj de pantalla reducida o en un televisor.

Filosofía de dispositivo siempre conectado a Internet.

Muchas aplicaciones solo funcionan si disponemos de una conexión permanente a Internet. Por ejemplo, comunicaciones interpersonales o navegación con mapas.

Gran cantidad de servicios incorporados.

Por ejemplo, localización basada tanto en GPS como en redes, bases de datos con SQL, reconocimiento y síntesis de voz, navegador, multimedia, etc.

Nivel de Seguridad (¿Aceptable?)

Los programas se encuentran aislados unos de otros gracias al concepto de ejecución dentro de una caja (sandbox), que hereda de Linux. Además, cada aplicación dispone de una serie de permisos que limitan su rango de actualización (servicios de localización, acceso a Internet, etc.).

Desde la versión 6.0 el usuario puede conceder o retirar permisos a las aplicaciones en cualquier momento.

Alta calidad de gráficos y sonido.

Gráficos vectoriales suavizados, animaciones, gráficos en 3D basados en OpenGL. Incorpora los codecs estándares más comunes de audio y vídeo, incluyendo H.264 (AVC), MP3, AAC, etc.

 

Como hemos visto, Android combina características muy interesantes. ¿Se convertirá en el sistema operativo estándar para dispositivos móviles?, habrá que ver la evolución de sus competidores, pero por ahora ha alcanzado un 85% de cuota de mercado, cosa que lo deja en una posición predominante que es difícil que pierda a corto plazo.

En conclusión, Android nos ofrece una forma sencilla y novedosa de implementar potentes aplicaciones para diferentes tipos de dispositivos.

 

Deja un comentario